Juventud Mexicana: Un llamado a Actuar

Como dijo el gran Salvador Allende “ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”.

Más del 30% de la población según datos del INEGI se encuentran entre el rango de edad de 15 a 30 años, los jóvenes, ¿Pero qué papel juegan o jugamos los jóvenes en el panorama político y social en México?

La OCDE a través de su reporte “Panorama mundial de la educación 2011” dio a conocer que México ocupa el 3er lugar entre los 30 países miembros con jóvenes que no estudian ni trabajan.

Más de 7 millones de jóvenes en México de los llamados “ninis” que así es como la sociedad llama despectivamente a los jóvenes que no estudian ni trabajan, pero estos jóvenes son producto de esta misma sociedad. Una sociedad que les ha cerrado las puertas que los ha relegado, los mantiene marginados, limitándoles oportunidades de educación, de empleo, de inserción a la sociedad.

Los jóvenes en México enfrentamos serios problemas; las medidas de mercantilización y de abandono educativo para miles de niños y jóvenes son producto de una irracionalidad de las políticas educativas que se han impuesto durante las últimas décadas.

En México la imposición de este enfoque está ocasionando niveles altísimos y alarmantes de desecolarización de millones de jóvenes, el estancamiento de una gran cantidad de escuelas y universidades, la reproducción de un modelo de profesionales ya agotado y saturado, inexistencia de reformas e innovaciones académicas y una constante contracción de recursos hacia las universidades públicas y el desarrollo de la ciencia.

Ha proliferado la mercantilización de la oferta pública y privada, el crecimiento de escuelas de carácter técnico y el manejo y uso de los recursos en beneficio de la mafia sindical (SNTE) que solamente se beneficia de los recursos obtenidos de este sector, la educación.

Se ha dado prioridad a la política pública de la militarización y el combate  a la violencia, sustentada en una estrategia precaria dando paso a un modelo de gobierno cada vez más autoritario. Mientras que para el sector educativo se ha propuesto un aumento de 0.3% respecto al año anterior para las instancias involucradas en el combate al crimen se ha propuesto un aumento de más de 85%.

Los gobiernos del PAN (hay que decirlo con todas sus letras) han corporativizado los asuntos educativos y los han convertido en un gran negocio para sus burócratas y sus líderes sindicales especialmente el SNTE controlado por Elba Esther Gordillo; quizás siguiendo el modelo del Presidente de Chile: “nada es gratis en esta vida, y la educación menos”; impacto de un modelo neoliberal que ha determinado un aumento de las colegiaturas, adquisición de deudas estudiantiles, imponiendo un modelo de educación con estándares y limitadas capacidades competitivas para formar a los estudiantes como buenos operadores de cosas y productos, ha elevado los costos de las matrículas para favorecer la educación privada y mercantil, generando una carencia de conocimientos y aprendizajes para obtener un trabajo digno y una restricción a la garantía de un derecho social que debería ser fundamental, la educación.

¿Qué estamos haciendo en México los jóvenes?

Ser joven es una condición social que representa una desventaja en una sociedad dominada por adultos, quienes consideran a las juventudes como un botín comercial, como simples consumidores; “laboral”, siendo mano de obra únicamente sin posibilidad de crecimiento o desarrollo dentro las empresas; político, somos usados como simples votos potenciales; militar, siendo la base de ejército, armada y policías, o peor aun engrosando las filas del crimen organizado.

El doctor Rogelio Marcial explica que:

“Hoy vivimos bajo el régimen autoritario de una adultocracia patriarcal, racista, elitista, heterosexista y catolicista. En él, gobiernan los hombres-adultos-mestizos-ricos-heterosexuales y católicos. Y gobiernan como tiranos, pues no pretenden ni siquiera dejar existir al otro, al que no reúne sus características. Si alguien de nosotros tiene la “desgracia” de ser mujer, joven, niño, adulto mayor, pobre, indio, con capacidades diferentes, homosexual o con creencias no católicas, los caminos se cierran, los estigmas se interponen, la descalificación ataca y la represión se presenta.” (Democracia, ciudadanía y juventud en Jalisco”, Estudios Jaliscienses, Mayo-2010).

En México existe un desapego de la mayoría de los jóvenes a las causas sociales, pero también existen jóvenes que han tomado conciencia y estamos decididos a empoderar estas causas juveniles, pero también las sociales.

El reto es aun mayor cuando se es joven; muchas veces son actores protagónicos en la ciencia, el deporte, la tecnología, la cultura y la política; pero están luchando contra una cantidad enorme de obstáculos dada su condición de jóvenes en la cultura adultocrática

El desapego o desinterés de los y las jóvenes hacia la vida pública o los temas de interés social es muy grave ha generado una verdadera parálisis en cuanto a movilizar a los jóvenes se refiere. A diferencia de otros países donde los jóvenes están siendo el factor de cambio. Son los jóvenes quienes hacen el llamado a las movilizaciones, claro ejemplo es Chile, los jóvenes han movilizado a millones de personas exigiendo mejor educación, en Israel jóvenes universitarios lograron convocar a más de 300mil personas para manifestarse “por un país con justicia social”, entre otros muchos países.

Los jóvenes estamos aquí trabajando día a día evadiendo todos los obstáculos que se imponen, luchando, queriendo cambiar el país. La juventud es la panacea del cambio para el país, seremos quienes heredemos en unos años cuando se dé el cambio generacional las riendas económicas, políticas, sociales, culturales, científicas, tecnológicas del país; sí no actuamos ya, heredaremos un país agonizante en todos los sectores.

Actuemos ya involucrándonos en los asuntos públicos, unidad eso es indispensable, nadie podrá hacer escuchar mejor las causas juveniles que los mismos jóvenes, tenemos la capacidad, la fuerza, la habilidad, la convicción, no sólo de dar eco y empoderar las causas juveniles sino las sociales, económicas, políticas de toda la sociedad.

Jóvenes o no a todos nos gusta la música, la fiesta, estar con los amigos , tenemos sueños, y esperanzas pero la diferencia es que los jóvenes nos guardamos mucha rebeldía para la lucha, para la revolución.

La sociedad mexicana nunca dejará de apoyar a sus jóvenes a su juventud que nunca se cansará de marchar, de exigir, por todos y por todas.

¡Si se puede! mientras estemos juntos construir un México mejor, se puede vencer a la apatía, parar la represión.

Tomemos como estandarte el discurso que Lázaro Cárdenas dio a la sociedad cultural, que dice: “Cuando la insensatez se desborda queriendo callar a los pueblos que defienden su soberanía y sus recursos, la juventud consiente de sus deberes y de la realidad que vive el mundo asume su responsabilidad para vigilar y defender los derechos soberanos de sus países

Este es un llamado a la unidad, a movilizarnos. No esperemos a ser escuchados ¡Hagámonos ESCUCHAR!

¡JÓVENES DE MÉXICO SEAMOS FACTORES DE CAMBIO, la batalla está ganada pero hay que darla!

Twitter: @Christian_Pina

Anuncios

2 comentarios en “Juventud Mexicana: Un llamado a Actuar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s